¿La fotografía social está volviendo a sus fuentes?

¿La fotografía social está volviendo a sus fuentes?

Seguramente, han visto esas fotografías antiguas –algunas de ellas, coloreadas- de bebés, niños y familias.  Esos retratos que se hacían en el estudio del fotógrafo para diferentes usos: desde tener el simple registro individual de las etapas de crecimiento de los niños a partir de su nacimiento y así poder ir renovando y actualizando el portarretratos de la casa, hasta enviarlos por correo y cada cierto tiempo a familiares y amigos que vivían lejos. Esa costumbre la tenían familias de distinta extracción social y el fotógrafo de estudio muchas veces las “emparejaba”, ya que disponía de escenarios y distintos accesorios para las sesiones, además de que era común que, si alguno de los fotografiados tenía algún defecto, este fuera retocado en el laboratorio.

fotografía social antigua

archivo-005

archivo-006c

Otras sesiones fotográficas se hacían con un fin social más amplio. Me refiero a las de bautismo y comunión, cuyas fotos se usaban en tamaño pequeño para souvenir, así como también se estilaba hacer un retrato más grande y enmarcarlo para poner en algún lugar importante de la casa.

archivo-003

archivo-004

Más adelante, se sumaron las fotografías en los eventos sociales, la mayoría de las veces en situaciones estáticas, sobre todo, por una cuestión técnica.  Fue ahí cuando surgieron las “fotos de mesa” en los casamientos, que hoy en día e inentendiblemente se siguen haciendo, ya que no hay limitaciones técnicas que las justifiquen. Al contrario. Pero el tema es que los novios las piden por razones de comodidad de los invitados y, sobre todo,  por costumbre. Sin embargo, hay muchas maneras estéticas y divertidas de lograr el registro de quienes estuvieron en la celebración, y en otra oportunidad podremos ver algunas.
011

005

006

Volviendo al tema de los  retratos familiares que se hacían antaño:  he notado que luego del “destape tecnológico”, y de que la gente haya tenido y tenga acceso a cámaras de fotos, fáciles de llevar y de usar, algunas de ellas tan resistentes que se pueden caer y mojar, y aún así “no les pasa nada”; luego de que se cansó de sacar fotos e inundar con ellas las redes sociales y llenar discos duros, CDs, DVDs y otros medios portátiles; luego de, digamos, “sacarse las ganas” está volviendo a recurrir a los fotógrafos para las fotos importantes y poder tener de esa manera imágenes de mejor calidad que las que logran por sí mismos.

015

 

 

 

Lo bueno es que quienes trabajamos como fotógrafos tenemos también una tecnología disponible que nos permite hacer sesiones o coberturas fotográficas mucho más desestructuradas que las que se hacían antaño.

 

O, en todo caso, hacer los dos tipos: el tradicional y el desestructurado que, según mi manera de ver, pueden ir de la mano y es el tipo de fotografía que yo hago.

Espero que les haya parecido interesante este tema.

Muchas gracias por su atención.

 

 

“Corrección: Rosa Gómez Aquino”

by-nc-sa-125px